Novedades ¿Quién es Robin Wood? Sus Personajes Mundo Wood Expedientes W Puro Wood Contacto/Contact us

SUS PERSONAJES: STARLIGHT

Por Ariel Avilez

“Para mí esta serie es un placer absoluto. Placer de escribirla, placer de imaginarla dibujada y placer de verla hecha y descubrir que el resultado supera con mucho lo que yo esperaba. Juan Zanotto no deja de sorprenderme en cada cuadro y en cada página. Creo que él puede convertirse en un vicio imposible de abandonar… y si es así ¡Que vivan los vicios! Gracias por Starlight, Juan.”

Robin Wood (1)

Con gran humildad y admiración, Robin presentaba así, en una suerte de prólogo, el primer episodio de su “Starlight”. Era también una forma de dejar sentado por escrito su deseo de multiplicar sus trabajos con el recordador Juan Zanotto; ya habían combinado talentos allá a principios de los ’70 en una que otra adaptación libre de películas de la época, para la Editorial Columba. Lastimosamente, a los veintitantos episodios de esta ópera cósmica –como acertadamente la llamó alguna vez un crítico- sólo podemos sumar una colaboración más de estos dos titanes: una maravillosa historia unitaria dedicada a la muerte de Pancho de Villa que, inexplicablemente, permanece inédita en castellano.
Publicada originalmente en Italia a comienzos de los ‘90, “Starlight” surcó los cielos patrios recién entre 1994 y 1996, en las páginas de la Nippur Magnum.

Los Reyes de la Basura
El espacio, la frontera final. Estos son los viajes de la nave "Starlight". Su misión: recoger la basura que absolutamente todos los planetas y subplanetas arrojan al espacio, y reducirlas en las llamadas "bases de fuego". Es un mal trabajo, y peligroso; sólo un desesperado puede aspirar ese destino de paria.
J. Walker es un desesperado; supo integrar las patrullas espaciales y fue Piloto clase A de espacionaves comerciales. Hace unos años se enemistó con La Compañía, la multiplanetaria que maneja los hilos de los mundos conocidos: en una nave que él capitaneaba, encontró droga verde marciana, propiedad de los popes del comercio. Walker no dudó un segundo en destruir el cargamento. La Compañía tampoco dudó un segundo en enviarlo a una prisión del desierto africano, cercana a Ciudad Mandela. Por un error burocrático, el ex capitán salió en libertad después de tres durísimos años. La Compañía lo busca desde entonces para matarlo, pero Walker consigue buen refugio en la nave "Starlight": ni La Compañía ni los Sindicatos tienen poder sobre los basureros.
Christa Shark es la joven dueña de la "Starlight" -nació en la nave-; la heredó de su padre, que era un salvaje pirata espacial; también le heredó el mal carácter, pero ese es otro tema. Si bien Walker no le cae bien en un principio -luego se enamora de él, como corresponde-, necesita más tripulantes para que la licencia de su nave no sea revocada. Además, la jovencita no tiene títulos de navegación y no le viene mal un experto Capitán para su máquina.
M. Rathon es el tripulante más antiguo de la "Starlight"; es, también, la mano derecha de Christa. Es un navegante mediocre pero efectivo, borracho e inmoral: estas condiciones lo hacen el amigo ideal para Walker.
R. Falcone fue Navegante clase A Plus y compartió cientos de aventuras con Walker. Ahora es un monstruoso mutante de tercer grado, destinado a vivir sus días en las cloacas de la decadente Ciudad, sin la posibilidad siquiera de copar las calles por las noches, como les está permitido hacerlo a mutantes más leves. Sólo la recomendación de Walker y la desesperante necesidad de tripulación que tiene Christa lo han llevado a la sala de máquinas de la "Starlight". Nadie se ha arrepentido de ello: es el mejor elemento del grupo.
Y ahí anda este curioso equipo, padeciendo aventuras que no busca, luchando con piratas del espacio, compañías corruptas y Enemigos extraterrestres infinitamente poderosos. Incluso se ha hecho un tiempito para salvar el Universo. Eso sí, Christa aún no ha podido levantarse a Walker -la dolorosa idea de tatuarse el trasero no fue efectiva-; pero no pierde las esperanzas de que esto ocurra, tal vez, cuando sus pechos terminen de desarrollarse.

Algunos de datos más:

  1. Como de costumbre, la edición local de “Starlight” –espantosamente coloreada- despojó a Zanotto de uno de sus principales atractivos: páginas enteras protagonizadas por sus clásicas doncellas desnudas fueron profanadas por poco hábiles manos que se encargaron de improvisar para las damas los más espantosos bombachones y los más grotescos corpiños de la historieta nacional. Eso es inmoral.
  2. No fueron pocos los fans que notaron las similitudes del primer episodio de “Starlight” con el primero de “Morgan”: el protagonista confinado en una oscura celda de castigo, la charla con el director de la cárcel que le comunica su indulto, la visita a la peluquería, el reencuentro con un viejo enemigo… y allí se acaban las semejanzas: el camino que toma Walker a partir de su encuentro con la nave y su tripulación dista mucho del de Morgan, que es otro estilo de cabrón.

(Reseña de Ariel Avilez / avilezavilez@yahoo.com.ar)

(1) WOOD, R. "Mi visión de Juan Zanotto", en Nippur Magnum Súper Anual n° 41, 1994, p. 4.

 
Copyright © Robin Wood. Todos los derechos reservados.
Director de Contenidos: Diego Accorsi.
Diseño & Desarrollo Web: da.media diseño & hosting.
Inicio | Novedades | ¿Quién es Robin Wood? | Sus Personajes | Mundo Wood
Investi-Wood
| Expedientes W | Puro Wood | Contacto/Contact us