Novedades ¿Quién es Robin Wood? Sus Personajes Mundo Wood Expedientes W Puro Wood Contacto/Contact us

SUS PERSONAJES: EL PEREGRINO Por Ariel Avilez

"Il Pellegrino" es el nombre con el que debutó en las publicaciones de la Eura Editoriale la recordada serie de nuestro Robin Wood y el personalísimo dibujante Walther Taborda. El primer episodio de “El Peregrino” –como aquí lo conocimos-, recién lo pudimos disfrutar en Argentina algunos meses después, en febrero de 1995, en las páginas de la Nippur Magnum Súper Anual Nº 42. Allí nos encontramos con un Wood austero en los textos pero generoso en materia de aventuras, diálogos, situaciones y personajes insólitos; también con una propuesta gráfica moderna, gentileza de un dibujante al que se le confía su primera serie de largo aliento y que, lejos de amilanarse, busca, experimenta y muta su estilo enriqueciendo la serie de tal modo que hoy, teniendo la obra completa en las manos, impacta por lo dinámico y audaz.

Peaceful Warrior
Pocos e imprecisos son los datos que tenemos de Robert Preston (a) El Peregrino. Sabemos que es un occidental (¿yanqui? ¿inglés?) criado en China y en Japón, que es un experto navegante y que llegó a ser Oficial de la Marina Inglesa. En algún momento de su vida, estrechó lazos de amistad con Fidel Castro y que luchó codo a codo con él y con el Che Guevara por la liberación de Cuba. Como todo aventurero que se precie de tal, participó en la Guerra de Vietnam.
También llegamos a saber – costó, porque Mister Preston no habla de su pasado y sus biógrafos no parecen conocerlo muy a fondo- que estuvo casado con una tal Deidre, hija de un poderoso empresario al que, por aquellas épocas, supo hacer abuelo de un varoncito con el que jamás tuvo demasiado trato: al divorcio de la pareja lo sucedió un lógico -aunque excesivo- alejamiento.

The Beautiful Country
El Peregrino se mudó a Hong Kong y se convirtió en un habitante más de esa extraña ciudad que, de un día para el otro, dejaría de ser colonia británica. Para ser justos, hay que reconocer que El Peregrino es un gran tipo; es un duro, pero no molesta a nadie; es un poco quijotesco y bastante inteligente; ama a las mujeres -a todas- y al whisky, y vive en un confortable junco que tiene anclado en la zona portuaria.
Su mejor amiga-amante-madre es Suzy, una adorable y candorosa prostituta que trabaja en "Happy Drink", el célebre cabaret de Mamá Liu.
Ojos-de-Víbora es el nombre con el que los nativos conocen al Capitán Bradley, el oficial inglés encargado de la seguridad de la costa y uno de los aliados recurrentes de El Peregrino. Bradley es corrupto hasta los huesos pero igual de efectivo, ya que no tolera en su territorio las drogas, la trata de blancas ni los asesinatos. Incluso es evitado con temor por las legendarias Tríadas mafiosas chinas.
El Peregrino se gana la vida de diversas formas: hace las veces de detective privado, de guía turístico e, incluso, supo ser Presidente del Sindicato de Prostitutas (¿!?). Aunque tiene facilidad para llenarse de dinero, no tiene ni el talento ni el interés para administrarlo con sabiduría: casi siempre anda con lo justo. Lo que sí ha sabido capitalizar en tantos años de aventuras han sido amigos de diferentes razas, sexos y edades; curiosamente, en este rubro podemos detectar algo así como el karma de la vida de Robert Preston: cada tantos meses, le asesinan alguna amistad que, invariablemente, él termina por vengar.

I Love Trouble
Siguiendo el camino de la aventura, en los últimos años ha vuelto a recorrer todo el Asia, Europa y Sudamérica. Entre esto y aquello, desbarató numerosas organizaciones delictivas, se enfrentó a traficantes de piedras preciosas, ladrones de guante blanco, traficantes de drogas y hasta se hizo un tiempo para colaborar -nuevamente- con Fidel y llega a salvarle la vida al Papa Juan Pablo II.
Pero aún con esas tremendas responsabilidades sobre los hombros, El Peregrino ya no se toma nada en serio: le basta para ser feliz una botella de whisky en la mesita de luz y una mujer en la cama. El tipo es un verdadero ejemplo de vida.

Algunos de datos más:

  1. Un álbum compilatorio reúne los doce primeros episodios de “El Peregrino”; se trata del libro n° 41 de la “Colección Clásicos” de Editorial Columba y salió en mayo de 2000. Curiosamente, utilizaron como portada una ilustración de Alfredo de la María dedicada a “Shane”, interesante personaje de Armando Fernández y Alberto Saichann. Un papelón.
  2. Dos libros de casi cuatrocientas páginas compilan los alrededor de sesenta episodios de la serie. Estamos hablando de la edición italiana de Eura, por supuesto, que salió dentro de la envidiable colección “I giganti dell’avventura”.
  3. Antes de encontrar dibujante definitivo, se pensó en Daniel Haupt, Alberto Caliva y hasta en el estudio del infalible Lito Fernández. Sin embargo, una prueba de dos páginas realizadas durante una madrugada de insomnio terminaron por convencer a Robin de que Taborda era el dibujante que “El Peregrino” necesitaba.
  4. A la hora de definir el aspecto físico de Robert Preston, el señor Wood sugirió basarse en el actor Nick Nolte, un tipo rubio, pintón pero no excesivamente bello, grandote, macizo, simpático pero evidentemente duro. Ese es el Peregrino.
  5. Entre los colaboradores que la acelerada producción de episodios de la serie demandó, Taborda contó en algunos episodios con los lápices de Gustavo Desimone y Percy Ochoa. El dibujante Gabriel Rearte –a quien se le confiaría luego la responsabilidad de encargarse de “El Joven Nippur”- también metió su prolija y hábil mano en esta aventura. Descubrir los aportes de cada uno no deja de ser un interesante divertimento.

(Reseña de Ariel Avilez / avilezavilez@yahoo.com.ar)
(Agradecemos mucho la gentil colaboración de Walther Taborda)

 
Copyright © Robin Wood. Todos los derechos reservados.
Director de Contenidos: Diego Accorsi.
Diseño & Desarrollo Web: da.media diseño & hosting.
Inicio | Novedades | ¿Quién es Robin Wood? | Sus Personajes | Mundo Wood
Investi-Wood
| Expedientes W | Puro Wood | Contacto/Contact us