Novedades ¿Quién es Robin Wood? Sus Personajes Mundo Wood Expedientes W Puro Wood Contacto/Contact us

MUNDO WOOD

EL SOL Online
• 14 de Junio | Provincia arte urbano

Durante tres días Mendoza vivió magia y fantasía con el Unicomix.
En la Primera Convención Internacional de cómics e historietas realizada en la provincia confluyeron distintas ramas de un género que cuenta con numerosos seguidores.
Alejandra Molina ale.molina@elsoldiario.com.ar

Wood, un maestro indiscutido.

Fotos: Javier Ogas

Disfraces, bailes y exposiciones dieron color al cierre de la Primera Convención Internacional de cómics e historietas, Unicomix, que comenzó en la provincia el viernes y terminó ayer.
Con la visita de grandes exponentes del género, como Robin Wood y Carlos Gómez, Mendoza, por tres días, vivió magia y fantasía de la mano de héroes y villanos tanto occidentales como orientales.
Con charlas a cargo maestros de este arte, en el que confluyen grupos y simpatizantes de los variados estilos que componen el cómic, cientos de personas de todas las edades se dieron cita en distintos escenarios para ingresar por algunas horas al mundo de lo fantástico, permitiéndose jugar como niños nuevamente el cómic y los manga. Según explican los entendidos en la materia, el cómic a nivel mundial tiene diversas manifestaciones, pero la división más importante del género se relaciona con una diferencia continental.
"El cómic se divide en occidental y oriental. El occidental es la historieta de aventura desde hace muchos años conocida con tiras exponentes como Batman, Superman y otras, y el oriental, popularizado en los últimos tiempos con los dibujos japoneses llamados manga y su respectiva animación, conocida como animé", explicó Gabriel Gagliardi, bibliotecario de la Facultad de Filosofía y Letras y organizador general del encuentro.
Teniendo en cuenta esta diferenciación, es que la Convención estuvo dividida en 4 espacios, el primero dedicado a la historieta y el cómic argentino, con expositores de la talla del periodista Andrés Accorsi, especialista en historietas; Chanti, la escritora Liliana Bodoc y un ícono mundial del cómic, Robin Wood.
En el segundo espacio se abordó el cómic latinoamericano. En el tercer espacio se profundizó en las historias de aventura y, finalmente, el cuarto espacio se reservó para los fanáticos de los manga y el animé japonés.
Concursos de disfraces, de baile, exposiciones de historietistas locales, entre los que se destacaron Taky Crombas, Leonardo Vallejos, Antonio Castiñeira, Pablo Pavezka, Andrés Puebla, Federico Calandria y David Tejada, aportaron riqueza visual a espacios en los que, por momentos, la realidad se desdibujaba para dejar paso a un mundo de ficción marcado por la aventura y la imaginación.
"Creo que este encuentro se relaciona con la necesidad de contar nuevamente con un mundo fantástico, ese mundo que en un primer momento nos abrió la literatura, después la TV y, ahora, es como que necesitamos un mundo de aventuras nuevamente, por eso, estas expresiones están convocando cada vez más gente y exigiendo un lugar", explicó Ricardo, un ferviente lector de cómics.
Entre las diversas ramas de este género gráfico se encuentran novedosos movimientos, como los fanáticos de los juegos de rol y de estrategia con tablero.
"Los juegos de rol tienden fundamentalmente a fomentar la imaginación y apuestan a una diversión sana, en la que el requisito principal que deben tener los participantes es la creatividad, ya que los jugadores deben interpretar a distintos personajes y llevar adelante estrategias propias para ganar la aventura", explicó Nicolás, integrante del grupo La Manada, una asociación local de jugadores de rol y estrategia.
Durante el encuentro también se vendieron publicaciones, y las que más éxito tuvieron fueron Naruto y Dragón Ball Z, dos exponentes del manga japonés.

Dago, el príncipe-esclavo de Wood

Para los fanáticos del cómics, uno de los nombres más importantes es el de Robin Wood, un ícono del género a nivel mundial.
Este hombre que se asume un “monstruo de la lectura y un memorioso imbatible” ha dado vida a cientos de personajes de aventuras, marcando generaciones tras generaciones. Uno de sus héroes más recordados es Dago, el príncipe esclavo, un noble veneciano que, herido por una daga en la espalda –a manos de su mejor amigo–, se convierte en esclavo de los piratas y hasta llega a salvar la vida de Barbarroja.
“Apenas llegué a sexto grado, pero a los nueve años ya devoraba a autores como Ernest Hemingway, me aprendí el Viejo Testamento de memoria a los 12 años y aún no he olvidado ningún pasaje, conozco de historia, porque la estudio incansablemente para dar vida a mis personajes”, afirmó Wood.
Este paraguayo, de origen irlandés, que vivió durante muchos años en Buenos Aires, confiesa que necesita vivir las experiencias antes de llevarlas al mundo de lo fantástico.
“Tuve que pasar mucho tiempo en París y allí aprendí de los impresionistas, me enamoré de su obra, tomé café en cada esquina que ellos retrataron, me corneó un toro la pierna en San Fermín en España, por ver de qué se trataba. Me consideró un estudioso, jamás dejaría de aprender”, asume con una humildad admirable este héroe del cómic, admirador de Mendieta, el perro de Inodoro Pereyra, personaje de Fontanarrosa.
A la hora de hablar del animé japonés, este referente indiscutido del género afirma que todo es bueno y vale.
“Uno sólo tiene que dejarse atrapar por la fantasía, todo sirve, todo vale, todo tiene algo y es digno de disfrutar”, finalizó Wood.

 
Copyright © Robin Wood. Todos los derechos reservados.
Director de Contenidos: Diego Accorsi.
Diseño & Desarrollo Web: da.media diseño & hosting.
Inicio | Novedades | ¿Quién es Robin Wood? | Sus Personajes | Mundo Wood
Investi-Wood
| Expedientes W | Puro Wood | Contacto/Contact us